sábado, 8 de diciembre de 2012

Fingimos.

Se levantaba pensando en lo poco que le apetecía sumar un día más a su vida.
En lo poco que le apetecía fingir estar bien otra vez.
Que quería cerrar los ojos y dejarse llevar por el dolor.
Pero,eso era la vida,o más bien eso era su vida.
No conocer la  palabra felicidad,o sonrísas,pero conocer muy bien la palabra depresión y lágrimas.
Y que le iba hacer,solo sobrevivir un día más.
Aguantar un día más.





Y te obligas a levantarte,mirar al infinito,tragarte las lágrimas,y lo peor,sonreír.

No hay comentarios:

Publicar un comentario